Sylvana Lobo – Brasil

RetratoSylvanaWebSylvana Lobo (Brasilia, Brasil -1979) Artista visual y fotógrafa. Vive y trabaja en Brasília/ DF – Brasil. Se graduó en Artes Plásticas en la Universidad Federal de Goiás (Brasil). Desde 2002 ha participado en exposiciones individuales y colectivas, como SEU muSEU – Expo experimento (2014 – Brasília/DF), 18o Salão Anapolino de Arte (2012 – Anápolis/ GO); Prêmio de Arte Contemporânea do Iate Clube de Brasília (2011 – Brasília/ DF); de cabelos longos, sentada na relva (2009 – Goiânia/ GO), 39o Salão de Arte Contemporânea de Piracicaba (2007 – Piracicaba/ SP), entre otras. Además ha formado parte en varios programas de marketing para museos.

Sobre el proyecto para la residencia de No Lugar:

La propuesta parte de la serie Escalas vacíos, en lo cual trato de investigar la soledad, el vacío y la desolación a través de la relación entre el ser humano y el paisaje. La pequeñez de la figura humana se ve reforzada por los grandes y hostiles espacios que despiertan malestar y abandono ante la naturaleza, que en este caso se refiere tanto a las zonas urbanas como rurales. Los ambientes son “no lugares”, posibles situaciones y recuerdos borrosos. Estos escenarios deshabitados traen una atmósfera de desolación, que sumado a la apatía y la indiferencia de los personajes, amplían la sensación de vacío, presente en los individuos y en medio de ellos. En esto universo pálido, no hay nadie. Personas de faces desvanecidas están delimitados por líneas que demarcan sus cuerpos y su lugar en casi nada. Superpuesta a la palidez, las líneas en planes o mesas cartesianas proponen analizar (o ordenar?) territorios vacíos. Con motivo de ellos, el parámetro utilizado es la figura humana. El cuerpo es la medida de toda la soledad.

Objetivo

Durante la residencia, tengo la intención de continuar con la producción de esta serie, que se enriquece con el intercambio del contexto de la vida colectiva, el desplazamiento, el contacto con nuevas sensaciones, conocimientos y paisajes.

Metodología

La dislocación geográfica y emocional contribuye con nuevos insumos para pensar y producir esta serie. Más allá de mis referencias y paisajes vacíos, pictóricamente investigaré cómo estos temas se pueden percibir en el ambiente de Quito. Además, el contacto con otros residentes me permitirá establecer nuevos vínculos e interacciones que también serán objetos de mi producción.

http://www.sylvanalobo.com/

_______________________________________________________________________________

Procesos de residencia: Sylvana Lobo y Thamires Tavares

Naturaleza Particular es el título del estudio abierto de Thamires Tavares y Sylvana Lobo, artistas brasileñas que realizaron la residencia en No Lugar durante el mes de Junio. Sus obras parten de aproximaciones al contexto desde el paisaje, ya sea afectivo, intimo, visual o natural.

Durante la residencia de No Lugar – Arte Contemporáneo Tavares y Lobo, visitaron los talleres de los artista ecuatorianos: Saskia Calderón[1], Carlos Echeverría y David Cevallos[2], además de un recorrido por la ciudad con el docente e investigador Carlos Buitrón y una lectura de portafolio con el también residente Jaider Orsini (COL)[3]. Lo cual permitió a las artistas tener otros acercamientos de artistas que producen desde preceptos estéticos y conceptuales vinculados a sus propuestas para la residencia, con el fin de generar un intercambio de saberes, contextualizar sus practicas para generar lecturas y detonar procesos.

Sylvana Lobo partió de su obra “Escalas del vacío” una serie que se origino en Brasilia ciudad en la que reside. La misma que parte de su relación con ese paisaje arquitectónico basto, moderno y planificado, donde para Lobo, el sujeto se ve reducido y desolado en el espacio habitado.

El interés por explorar al sujeto en el paisaje se profundiza, buscando un nuevo paisaje (Quito) y explorando sus relaciones, pues el sujeto esta constituido por la relación que este mantiene con el contexto y viceversa, ese otro que nos constituye. Sus pinturas proponen una serie de aproximaciones al paisaje natural y arquitectónico de la ciudad, donde el sujeto se abstrae, anula y funde con este.

Se aleja del estilo de representación romántico y lo retoma constantemente desde lo sublime[4], anula los detalles con veladuras blancas que simulan neblina, difuminando al sujeto en tanto que cuerpo y lo transforma en color dentro del paisaje o en El azul en ti, nombre de la serie trabajada durante su residencia

Por su parte Thamires Tavares propuso un acercamiento al paisaje que viene desde la abstracción. Durante su proceso buscó semejanzas entre ciudades, aunque se modifiquen por geografías específicas, a la final todas se replican en materiales, formas y estilos. Para esto, Tavares trabajó una serie de foto-objeto llamada Aclimatarse, en la cual registró la intimidad arquitectónica de las ciudades y las relacionó colocándolas una junto a la otra, borró las diferencias y buscó semejanzas producto de la cercanía de los encuadres y las formas, desterritorializándo la geografía y aclimatándola nuevamente. La ciudad es el ecosistema del humano.

Naturaleza de la intimidad otra de las obras de Tavares trabajada durante la residencia, en la que exploró los espacios íntimos del los cuerpos (Humanos y no humanos) a través de fotografías tomadas con luz puntual, esto con la intención de aislar a los sujetos de un tiempo-espacio para que ellos dejen de ser y empiecen a estar, como si se tratase de un presente eterno. Tavares ubicó nueve imágenes dentro de una caja de luz y realizó agujeros para ver, forzando al espectador a acercarse y mirar en la profundidad de un objeto que contiene cuerpos en la intimidad, uno por cada orificio.

Los procesos de producción de estas dos artistas se interrelacionan con un determinado espacio y tiempo, No Lugar – Quito – Ecuador, donde buscaron generar un diálogo entre sus miradas sobre lo natural y la naturaleza, generando una especie de oposición visual, de ideas que más allá de contradecirse reflexionan desde la experiencia producida por el habitar, reconocer y representar un lugar.

Lo sublime consiste en acercarse a lo ilimitado, a aquello que esta fuera del alcance del hombre, es decir, mostrar su insignificancia frente a la naturaleza incontrolable. Lo sublime puede estar unido a lo melancólico, a lo terrible, y hasta al horror.

[1] http://www.saskiacalderon.com/
[2] https://artecontemporaneoecuador.com/david-cevallos/
[3] https://n989.org/2016/06/14/jaider-orsini-colombia/
[4] Mira a la naturaleza como fuente todopoderosa, donde el asombro, el temor reverente, la emoción contenida, la turbulencia y el terror, todo ello propio del ánimo sublime, se dan cita junto a figuras humanas empequeñecidas ante el fragor expresivo de lo salvaje e infinito Para lo “sublime”, la naturaleza es un ambiente duro y hostil que desarrolla en la persona el sentido de su propia soledad, de la tragedia fundamental del existir

Byron Toledo

No Lugar – Arte Contemporáneo

_______________________________________________________________________________

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s