Julim Rosa – Argentina

Retrato-JuliJulim Rosa (Buenos Aires, 1988) Infancia nómada y feliz. Regresa a Buenos Aires en 2006 para estudiar dirección de arte en publicidad y continuar su exploración en relación a la fotografía analógica. Trabaja como directora de arte en la agencia “La Comunidad” (2008), como asistente en la galería de arte “This Is Not a Gallery” (2009) y como voluntaria en diferentes proyectos y organizaciones de trabajo social.

En 2009 aplica a “Central Saint Martins College of Art and Design” en Londres, en donde radica por un año hasta completar con una distinción de calificación final su especialización en escultura. Allí exhibe “Testing Communication System” y “Poo is so multicolour that is brown”, sus primeros trabajos de instalación y performance.

Regresa a Buenos Aires y emprende un viaje exploratorio por Latinoamérica en el cual co-funda y ejecuta el proyecto artístico y social “Feriado, Amor al Reciclado”, recorriendo durante el 2011 Argentina, Bolivia, Perú, Ecuador, Colombia, Venezuela y México.

A fines del 2012 co-funda “La Sin Futuro”, un proyecto que interviene espacios urbanos en condiciones de desuso o abandono con propuestas de arte contemporáneo site y time-specific, el cual funciona en la actualidad en una casa antigua de Palermo.

Actualmente vive en Buenos Aires, cursa el programa de artistas EPA Arte x Arte bajo la tutoría de Manuel Ameztoy y Augusto Zanela y trabaja en la realización de obra instalativa y performática en relación al estudio de los sistemas de comunicación.

Proyecto: SOBRE LA EXISTENCIA DEL AMOR Y DEL ESPACIO

Descripción: Siempre que uno llega a una ciudad se posiciona automáticamente como turista desconocedor, y comienza por relacionarse con los atractivos claves, esos lugares por los que circulan enormes cantidades de personas con cara de disfrute y cámaras fotográficas que persiguen el registro perfecto del entorno novedoso y la felicidad de habitarlo.

Aprovechando la cantidad y relevancia de los monumentos y lugares históricos de la ciudad de Quito, hago presente mi propuesta de llevar a cabo la acción sistematizada de visitar uno diferente cada día a lo largo de mi residencia, con el objetivo general de estudiar el comportamiento masivo en tal entorno y el objetivo específico de lograr tomarme una fotografía acompañada por un extraño con el cual fingir, por el momento de la toma, ser una pareja feliz en medio de un viaje romántico.

Sistematizaré mi comportamiento, generando un calendario que distribuya los puntos turísticos por día, y emprendiendo la exploración diaria alrededor de las 10 de la mañana cada día. El ejercicio no tendrá una carga horaria diaria estipulada, pudiendo declararse realizado solo tras haber obtenido la fotografía buscada ese día.

En el momento de la toma (realizada por un tercero, también desconocido), me entregaré con confianza a los brazos de mi amado, en un acto performático que dura lo que dura la exposición.

Al cabo de 15 días de ejecutada la acción cotidianamente, contaré con 15 fotografías que me retratarán en diferentes espacios claves de la ciudad con diferentes parejas.

El proyecto es una experiencia que reflexiona sobre la existencia y trascendencia del amor y del espacio. Así como la fotografía es una herramienta que logra inmortalizar lo que registra, el sujeto cuenta con el poder de la creación o manipulación de la situación ubicada frente al lente. Al insertarse en la toma un elemento tan evidentemente ficcionado, todo lo demás entra en cuestionamiento. Lo único de lo cual no dudamos es de la existencia del registro.

Actividades

– Estudio de campo, la artista buscará 15 puntos turísticos de interés en donde por 15 días consecutivos va a realizar la performance.

– Visita diaria al espacio designado para cada día, saliendo por la mañana, ejecutando la performance y terminando la acción cuando consiga concretar la foto buscada.

– Habitar el espacio junto a un cartel de doble hoja (35 x 40 cm) que anuncia “BUSCO AMANTE PARA LA FOTO” – “LOVER WANTED FOR THE PICTURE”

Objetivo

– Encontrar un amor ficticio en cada lugar donde la artista haga la acción, al cabo de 15 días de ejecutada la misma cotidianamente, se tendrán 15 fotografías que retratan a la artista en diferentes espacios claves de la ciudad con diferentes parejas.

_______________________________________

Registro de actividades durante el período de residencia

> Día 1 –  8/10/13 – TODO LO QUE PUEDO PREDEClR.

Recorrí la geografía del campo de acción cartográficamente. Los numeritos, iconos y rutas de colores primarios empiezan a tener sentido.

Sostengo la importancia del contexto, el espacio que enmarca a la pareja fotografiada. Debe existir en forma esplendorosa, no habría foto si no se quisiera dejar constancia de que se paso por ese lugar.

Todo lo turísticamente recomendado me llama la atención, 93 cosas que hacer en Quito según TripAdvisor. Pienso en los miradores como entorno amplio, en las fachadas de las tantas iglesias con sus características de estilo en fotos contrapicadas para no dejar las cúpulas afuera del encuadre.

Pasé la tarde observando como la gente circula alrededor del Palacio de Gobierno en la Plaza Mayor. Una campaña política constante camuflada en ritmos de ballenato es dueña del plano auditivo. No se toca, no se fotografia, pero invade.

Vendedores ambulantes, gente fotografiando a otra gente y auto-foto. No importa que se hace después con la foto, pareciera que siempre es mejor tenerla.

D1Juli

> Día 2 –  9/10/13 – TODO LO QUE PUEDE PASAR.

Espacio #1 – Mirador del Panecillo.

Registro del entorno alto semi-desolado. La virgen que todo lo ve y Cristian sentado en un banco repartiendo al poco público volantes formato librito sobre el amor de Dios. Es el primer volantero que veo en Ecuador, fui a charlar con el.

Le conté del proyecto y me devolvió la primer reacción en territorio. Se ofreció a ser mi fotógrafo. Su cercanía me resulto tierna y estoy cómoda.

Me senté con el cartel contra la reja verde que separa el camino de la caída. El cartel puesto en funcionamiento se ve chico, cordial, casi tímido. Eso me interesa en el plano de la sutileza de la propuesta. Entendí que la obra se conforma de 3 partes: la observación, la espera y la interacción.

El personaje me impulsa a salir a buscar. Voy, miro a los ojos y propongo. – ¿Me puedo sacar una foto con vos? – Claro.

El se siente un poco Chayanne encarado por una fan. Creo que se llamaba Omar, y se puso tímido mientras posabamos. Yo lo tocaba y trataba de hacerlo entrar en confianza. Le pidió a su amigo que saque una foto. Ahora existe un registro de la acción en la cámara de un desconocido.

Las posibilidades fotográficas del espacio. Subir al balcón de la virgen, bajar al centro caminando.

Espacio #2 – Monumento a la lndependencia – Plaza Grande. 

Los abuelos, los mirones, los niños, los tímidos y los policías. El monumento hoy tapiada por limpieza y restauración confirma la impredecible mutación del espacio.

Me sente con el cartel y una chica policía me dijo que necesito un permiso para hacer eso. Accedió a regalarme 5 minutos.

Se acerco una señora hyper maquillada. Me pidió detalles de lo que estoy buscando y me dijo que tiene 2 amigos interesados con vergüenza. Los miro, los voy a buscar y me llevo a uno de la mano. Hacemos la foto. Los policías ahora son 2, pero sonríen y me voy.

Ruben se encargó del registro de la jornada. Volvi a sentir la importancia de delegar ese rol.

Que todo se convierta en una instalación inestable, que todo se convierta en un álbum en un cajón de la casa de una abuela.

> Día 3 – 10/10/13 – VlA PUBLlCA LUGAR TESORO.

“La compañía”, “El Sagrario” y “La Catedral de Quito”. Boom religioso, cada casa de Dios a media cuadra de la anterior.

Algunas veces espero que las cosas sean más difíciles de lo que resultan ser. Los guardias me ofrecieron pasar la reja para sacar las fotos, todos se divierten. Disfrute de la interacción, la participación, el público con ganas de jugar a inventar.

La acción en el espacio público y todas sus variables. Existe porque pasa acá y ahora, sino no nos encontraríamos jamás. Los turnos en las locaciones hoy fueron más largos, calma, posición. Si tengo el cartel pegado al cuerpo me convierto en persona-cartel y los policías no se alarman.

En algún momento el sistema cobro dinamismo y me sentí medio prostituta. La posición de oferta es inocente, casi un pedido de compasión; la foto en cambio se vuelve atrevida y picante. Dura 10 segundos y todo vuelve al pedido infantil de cariño. Entrenarme en el ejercicio de la seducción temporal.

Encontré a una esquina de distancia de la residencia un soporte de cartel. Sin cartel. Voy a hacerle un cartel. Tesoro.

Lo voy a usar para sostener afirmaciones que espero poder empezar a hacer sobre la existencia del amor y del espacio. Es bi-faz, un lado se vería mientras subís por la calle Oriente, el otro lado mientras bajas. Subi-baja. Amor-Espacio.

> Dia 4 – 11/10/13 – Amateur pena indigente.

Encontré una pintada amateur en la escalera de la Basílica. Pedir bendición con vandalismo y rebeldía.

Dia-4-Julimrosa(1)

Me quede horas, mirando fijo al frente. La locación mas difícil hasta el momento. Familias y parejas pasean el feriado y yo encarno a la turista solitaria que mira el horizonte y el cartel solo dice lo que esta sintiendo de verdad, que le gustaría estar con alguien. El show de aparentar perfección para ser elegido por el otro. Melanco.

El señor gordo vestido de fútbol me dice – ¿Tu necesitas amor? Mira esta película. Me regala “El circo Mariposa – Nick Vujicic – Una vida sin limites – La historia que cambiara tu vida” FUA! Delata compasión.

Habitar el personaje. Sostenerlo. Que pasen manadas de gente. Me vuelvo parte de la arquitectura del lugar, eso deben sentir los indigentes, estatuas, se van construyendo las paredes invisibles.

Dia-4-Julimrosa(4)

> Dia 7 – 14/10/13 – imaginario realidad.

Pasa algo con las guías, las oficinas de turismo, las notas de prensa y todo lo que intenta describir un espacio para estimular su visita; generan expectativa. A partir del consumo de este material, construimos un imaginario del mundo con el que nos vamos a encontrar cuando lleguemos al lugar.

Pienso en las ciudades imaginarias de Calvino, la libertad de construir sin filtros una proyección de lo que se desea que exista.

Calvino tiene suerte porque nadie las visita luego y compara. Pero yo, que me muevo a partir de referencias construidas y termino la exploración habitando el espacio, afirmo que la sensación general es decepcionante.

Deseo de sostener algo con discurso, fotos retocadas, historias que le aportan mito al espacio, pero hace días que traslado la sensación de espacios solitarios, que no son percibidos ni mantienen su espíritu, descuidados, tristes.

Los turistas nos encargamos con nuestro registro y su publicación, de mantener el mito circulando. Nadie quiere en sus fotos rastros de decadencia, que lo feo quede afuera de cuadro por favor.

Lo único que nunca traiciona es el paisaje.

Debería visitar algún Shopping a ver que pasa por ahí.

> Día 10 – 17/10/13 – Mashup Vértigo Ejercicio.

Es como cualquier otra práctica, la ejecución constante te amolda. Nos reíamos con Analí diciendo que somos seres de costumbre. Me acuerdo de Manu Ameztoy diciéndome “insistí, insistí”.

Tomo decisiones de detalles de vestuario, pienso poses para proponer y ángulos nuevos para ampliar el aspecto de cada categoría. Llevo conmigo gorras, cuellos, pañuelos, un catálogo de actitudes y detalles que pueda cambiar para segundas tomas, o espacios espontáneos.

Jardín Botánico y el set perfecto, pero total ausencia de posibles amores. Corrí tras los 10 segundos del timer de la cámara un par de veces. Nadie ama a nadie acá porque no hay nadie. Encontré a un jardinero en el sector de las rosas y nos sacamos una auto-foto. Yo quería el set banquito en la naturaleza. Jugo de Coco al sol. Me paso de ansiosa y lo quiero todo.

Me imagino como hubiera sido trabajar con equipo de producción, set, registro en video y foto, opciones de vestuario.

Post explorar lugares reales con amores ficticios explorar lugares ficticios con amor real. Fondo croma juntos y montaje sobre paisajes y territorios de algún país que nunca fuimos.

JulimRosadia10

> Dia 12 – 19/10/13- Salir a buscar el final.

Corono la acción en territorio con uno de los puntos turísticos mas clásicos y prometedores: El teleférico de Quito.

Habíamos venido hacia unos días para un concierto maravilla, alta infraestructura del abandono, el parque de diversiones es una pena, la aventura de esos juegos es sobrevivir. Te regalan acceso a 1 juego con el estacionamiento, menos la montaña rusa. Entonces no sirve para nada.

Subimos preparados y todo es caro y turístico. Siento que en cada punto que me paro con el cartel, hago que el lugar se vacíe de gente. Se genera algo incómodo y total el paisaje se puede ver desde cualquier otro lugar del cerro. Vuelvo a sentirme tremendamente sola e invisible. Fotos con un par de tipos que se ofrecen, pero hoy quiero a alguno lindo. Basta de señorones gordotes que ven a la piba fácil. Recorrimos con Pancho los hot-spots de fotos y nos instalamos en cada uno hasta espantar a la humanidad presente y verificar que no funciona.

Volvimos a la zona de tránsito obligado en donde todos bajan de los huevitos teleféricos, vi a los Holandeses, señas con Pancho y les fui a hablar. El rubio de ojos azules se rió e hicimos la fotos. Bajamos equipo victorioso mirando el paisaje por las ventanitas de acrílico que se va tiñiendo de distintos amarillos.

> Día 15 – 22/10/13- Los territorios desconocidos molestan a las acciones conocidas.

Sería imprimir y enmarcar las fotos, y cortar un cuadrado de madera de 60 x 60 para hacer un cartel.

Simples acciones con mínimo nivel de complicación se convirtieron en problemáticas contra el espacio, el tiempo, los recursos y las posibilidades. Me perdí por partes chetas, pobres, industriales, shoppings de la ciudad. Las impresiones son tremendamente pedorras, no llegan al tamaño, me quieren vender un papel por otro. Los marcos son todos ornamentados, se les rompió la máquina o solo no tienen ganas.

Siguiendo instrucciones de taxistas franeliando su nave y vendedores de frutas para mi sin nombre, llegue a lugares que ubicaba en formato mapa. En medio de la imposibilidad y las cruces siempre sentí que todo aparece en el momento en que le toca, así que disfrute nenita ansiosa, y dele tiempo nomás.

También me atormentaron días de vueltas mentales con solo propuestas formales resolutivas aburridas respecto a la leyenda en el cartel de la vía pública. Hoy durante tiempo de espera resolví su contenido. La maldición de convertir el tiempo de ocio en tiempo productivo.

Se viene un 099, un solos y solas, un apropiación que genere un apoyo anónimo al cupido de la zona.

> Día final – 31/10/13 – Atención.

Las cosas que aparecen mientras uno ejecuta el trayecto de lo medianamente predecible son todo. Completan y potencian lo que la mente y el cuerpo buscan, aportan frescura, realidad, posibilidad de error.

Me repito el deber de estar alerta y atenta para percibir y saber ejecutar, soltar el control, adorar los planes preconcebidos como estructuras que dejan que crezcan enredaderas; y los calendarios simétricos como casilleros para nuevos juegos que aparecen mientras llueve en las iglesias, en una parada de colectivo o mientras el panadero elige en que color de bolsa meter los panes con formas de bebes.

____________________________

 

La obra, producto de la residencia, de Julim Rosa fue parte de la exposición MUCHO MÁS AL SUR Vol. 2, realizada en la galería El Conteiner.

Link del registro completo de MUCHO MÁS AL SUR Vol. 2.

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s